Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP)

Ovario

El Síndrome de los Ovarios Policísticos (SOP) es un trastorno endocrino complejo y heterogéneo, con prevalencia en las mujeres en edad reproductiva variando de 8,7 a 17,8%, de acuerdo con los diferentes criterios diagnósticos existentes. A pesar de sus diversos fenotipos, este síndrome es típicamente caracterizada por disfunción ovárica manifestada clínicamente por anovulación crónica, oligomenorrea, hiperandrogenismo, infertilidad y presencia de ovarios morfológicamente policísticos.

La SOP ha sido fuertemente asociada con desórdenes metabólicos, tales como el síndrome metabólico (SM) y la resistencia a la insulina (RI), lo que implica el aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, dislipidemia y una constelación de factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (ECV).

La hipertensión arterial sistémica (HAS) es una condición clínica multifactorial caracterizada por niveles elevados y sostenidos de presión arterial, que afecta aproximadamente a un tercio de los individuos en todo el mundo y, por esa razón, se constituye en uno de los más importantes factores de riesgo para las DCV. Su expresiva prevalencia es responsable de alta frecuencia de internaciones, con costos médicos y socioeconómicos elevados, y causa gran impacto en las alarmantes tasas de morbimortalidad por ECV en todo el mundo.

La asociación entre la HAS y la SOP aún no está completamente aclarada. Aunque la alteración de los niveles presóricos ya está englobada en el contexto de las manifestaciones de la SM y puede estar relacionada con los disturbios metabólicos comúnmente encontrados en esa población, hay una carencia de estudios en lo que se refiere a la prevalencia de niveles presóricos alterados en mujeres brasileñas con SOP y los factores de riesgo cardiovasculares asociados a esta condición.

TRATAMIENTO

El tratamiento del síndrome de los ovarios poliquísticos depende de los síntomas que la mujer presenta y de lo que pretende. La pregunta más frecuente del médico es si la paciente desea quedarse embarazada o no.

Contraceptivos orales

No hay deseo de quedar embarazada, gran parte de las mujeres se benefician con tratamiento a base de anticonceptivos orales, es decir, la píldora. De hecho, la píldora mejora los síntomas de aumento de pelos, espinillas, irregularidad menstrual y cólicos.

No hay una píldora específica para el control de los síntomas. Las de baja dosificación han sido las más prescritas por los ginecólogos. Hay píldoras que tienen un mejor efecto sobre el acné, las espinillas y la piel grasa.

Las mujeres que no pueden tomar la píldora se benefician de tratamientos a base de progesterona.

Las dietas con bajas calorías y poca grasa mejoran el aumento de peso, contribuyendo al bienestar de la paciente.

En algunos casos los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la diabetes también tiene su aplicación.

La cirugía

Cada vez más los métodos quirúrgicos para este síndrome han sido abandonados en función de la eficiencia del tratamiento con anticonceptivos orales.

Inducción de la ovulación

Si la paciente desea quedar embarazada, el médico le recomendará el tratamiento de inducción de la ovulación, no sin antes separar las otras causas de infertilidad. No se debe hacer este tratamiento en mujeres que no están tratando de quedar embarazadas.

Antidiabetogénicos orales

El síndrome de ovario poliquístico asociado a la resistencia insulínica, uno de los tratamientos disponibles es por medio de medicamentos para la diabetes. Es responsabilidad del médico ya la paciente la evaluación del mejor tratamiento.

Dieta y actividad física

Esos pacientes deben ser orientados en relación a la dieta y actividad física, concomitantemente con las medidas terapéuticas.

¿Es necesario tratar?

Los pacientes con síndrome de ovario poliquístico deben ser cuidadosamente evaluados en relación a la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico, ya que estas enfermedades están relacionadas con la mayor probabilidad de desarrollar cambios vasculares, diabetes, hipertensión arterial y riesgo cardiovascular aumentado.

Las mujeres con ovarios poliquísticos y la obesidad deben ser estimuladas a cambiar sus hábitos alimenticios y de actividad física con el objetivo de la mejora global de los cambios.

 

Comentários
Anúncios