¿Qué medicamento es éste?: Dexametasona

Dexametasona

La dexametasona, también conocida por el nombre comercial Decadron, es un medicamento que pertenece a la clase de los glucocorticoides, uno de los más potentes grupos de fármacos anti-inflamatorios e inmunosupresores.

Las diferencias son las enfermedades que pueden ser tratadas con ese glucocorticoide, incluyendo problemas de origen reumático, inmunológico, cutáneo, ocular, endocrinológico, pulmonar, sanguíneo, gastrointestinal, neurológico y neoplásico.

¿Como funciona?

La Dexametasona es un corticoide sintético, que presenta un potente efecto anti-inflamatorio, anti-reumático y anti-alérgico. Aunque su actividad antiinflamatoria es acentuada, incluso con dosis bajas, su efecto en el metabolismo electrolítico es leve.

El número de condiciones médicas que se pueden tratar con la dexametasona es tan grande que es hasta difícil citar a todas. La lista siguiente es muy grande, pero no está completa.

  • Enfermedades del origen alérgico: rinitis alérgica, asma bronquial, dermatitis de contacto, dermatitis atópica, enfermedad del suero, reacciones de hipersensibilidad a medicamentos, edema laríngeo no infeccioso y urticaria.
  • Enfermedades reumatológicas: lupus eritematoso sistémico, carditis reumática aguda, artritis psoriásica, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, bursitis aguda y subaguda, tenosinovitis aguda, artritis gotosa, osteoartritis postraumática, epicondilitis, dermatomiositis y polimiositis.
  • Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de dermatitis, dermatitis bullosa, síndrome de Stevens-Johnson, dermatitis exfoliativa, eritrodermia exfoliativa, micosis fungoide, psoriasis grave, dermatitis seborreica grave, queloide, liquen simple crónico, alopecia areata.
  • Prueba de diagnóstico: diagnóstico de hiperfunción adrenocortical.
  • Trastornos endocrinos: insuficiencia adrenal, hiperplasia adrenal congénita, tiroiditis no supurativa, hipercalcemia asociada al cáncer.
  • Trastornos gastrointestinales: para proteger al paciente durante el período crítico de la colitis ulcerosa o de la enteritis regional.
  • Alteraciones hematológicas: púrpura trombocitopénica idiopática, anemia hemolítica autoinmune, aplasia pura de los glóbulos rojos.
  • Neoplasias: manejo paliativo de leucemias y linfomas en adultos y leucemia aguda de la infancia.
  • Sistema nervioso: exacerbaciones agudas de la esclerosis múltiple, edema cerebral asociado a un tumor cerebral primario o metastásico.
  • Enfermedades oftalmológicas: procesos alérgicos e inflamatorios graves que involucran el ojo, tales como conjuntivitis alérgica, ceratitis, blefaritis alérgica, úlceras alérgicas de la córnea, herpes zoster oftálmico, iritis e iridociclitis, coriorretinitis, uveítis posterior difusa y coroiditis, neurite óptica, arteritis temporal.
  • Enfermedades respiratorias: sarcoidosis, síndrome de Löeffler, beriliosis, tuberculosis pulmonar fulminante o diseminada en asociación con antibioterapia apropiada, neumonitis por aspiración, neumonías eosinofílicas idiopáticas.

Los Efectos Colaterales

Algunos de los efectos colaterales de Dexametasona pueden incluir:

La retención de líquidos, aumento de peso, presión arterial alta, niveles elevados de azúcar en la sangre, aumento de la necesidad de medicamentos para controlar la diabetes, osteoporosis, aumento del apetito, menstruación irregular, dificultad para cicatrizar heridas, problemas o enfermedades en la piel, hinchazón en los ojos labios o lengua, convulsiones, problemas psicológicos como cambios de humor o dificultad de juicio, aumento de la sensibilidad para contraer infecciones, debilidad en los músculos y úlcera gastrointestinal.

¿Cuándo es contraindicado?

Dexametasona está contraindicada para pacientes con infecciones causadas por hongos, pacientes que necesiten tomar vacunas de virus vivos durante el tratamiento y para pacientes con historial de sensibilidad a sulfitos oa alguno de los componentes de la fórmula.

Los Cuidados de Enfermería

  • La medicación debe ser administrada exactamente según se recomienda y el tratamiento no debe ser interrumpido, sin el conocimiento del médico, aunque el paciente alcance mejor. Si se olvida una dosis, deberá administrarse tan pronto como sea posible, excepto cuando en el mismo horario de la siguiente dosis. El uso de la medicación no debe suspenderse súbitamente, principalmente después de las terapias prolongadas. Las dosis deben reducirse lenta y gradualmente durante el tratamiento. Informe al paciente el objetivo de la medicación para facilitar tanto la comprensión de su diagnóstico como su colaboración en el tratamiento.
  • Durante la gestación o la lactancia, la medicación sólo debe usarse cuando los beneficios superen los riesgos potenciales de su uso. En caso de embarazo (confirmada o sospechosa) o, si la paciente está amamantando, el médico deberá comunicarse inmediatamente. Recomienda a la paciente el empleo de métodos anticonceptivos seguros y adecuados durante la terapia.
  • Informe al paciente las reacciones adversas más frecuentemente relacionadas al uso de la medicación y que, ante la ocurrencia de cualquiera de ellas, principalmente signos de insuficiencia suprarrenal (fatiga, debilidad muscular, dolor en las articulaciones, fiebre, anorexia, náuseas, disnea, mareo) , como también aquellas inusuales o intolerables, el médico deberá ser comunicado inmediatamente. El uso de la medicación también puede enmascarar las infecciones y la amebiasis. Recomienda al paciente, principalmente a aquél bajo terapia prolongada, que consulte periódicamente a un oftalmólogo.
  • Durante el tratamiento, el paciente no debe recibir ninguna forma de inmunización, sin el conocimiento del médico.
  • Los pacientes ancianos son más susceptibles a la osteoporosis. Recomiende la práctica regular de ejercicios y el uso de vitamina D o calcio, según prescripción médica.
  • Recomienda al paciente que evite el consumo de alcohol y el uso concomitante de analgésicos AINE, así como de cualquier otra droga o medicación, sin el conocimiento del médico, durante la terapia.
  • Durante la terapia, monitoree: el peso; a la P.A; los etetrólitos; el nivel de glucosa en la sangre (principalmente en pacientes diabéticos que pueden requerir un aumento de la dosis de insulina); y evaluar: signos de hipocalemia (relacionados con el uso de diuréticos y de anfotericina B), signos de depresión y episodios psicóticos (principalmente en regímenes de dosis altas).
  • Exámenes de laboratorio: en las terapias crónicas, las pruebas de función adrenal deben realizarse periódicamente para evaluar el grado de supresión del eje hipotálamo-pituitaria-adrenal (HPA); los niños y los pacientes, bajo el uso de dosis más altas que las recomendadas, son más susceptibles al desarrollo de supresión del eje HPA.
  • Interacciones medicamentosas: atención durante el uso concomitante de otras drogas.
  • VO: la medicación debe ser administrada por la mañana para obtener un mejor resultado y reducir la toxicidad; la medicación debe administrarse con alimentos.
  • Topico: se recomienda cautela en el uso de curativos oclusivos, pañales y bajo áreas cubiertas debido al aumento de su absorción; se debe evitar el uso prolongado cerca de los ojos y de las áreas genital y rectal.
  • IM: administre profundamente en el músculo glúteo y alterne los lugares de aplicación para evitar atrofia muscular.
  • SC: el uso por esta vía no es recomendado debido al riesgo de atrofia y absceso.
Anúncios