Los Huesos del Pie

Huesos del Pie

Los huesos del pie dan sustentación a la importantísima extremidad de los miembros, responsable de nuestra acción de caminar, correr y prácticamente casi todos los movimientos del cuerpo humano.

Cada pie está compuesto por 26 huesos, todos ellos están divididos en tres grandes regiones: tarso, metatarso y falanges.

Veamos los huesos del pie pertenecientes a cada una de estas regiones:

Huesos del Tarso del pie

El tarso es la parte superior del pie que se une con los huesos de la pierna. Esta región del pie está compuesta por 7 huesos:

  • Talus – astrágalo;
  • Calcaneum – calcáneo;
  • Cuboideum – cuboides;
  • Naviculare – navicular;
  • Cuneiforme – cuneiformes;

Obs .: de estos huesos del pie, solamente el tálus está articulado con los huesos de la pierna.

Huesos del Metatarso del pie

El metatarso consiste en un grupo con 5 huesos grandes localizados en la región que antecede a los dedos. Estos huesos se articulan con las falanges (dedos) y con los huesos del tarso, siendo estos 5 huesos responsables del soporte y estabilización del pie, sobre todo al caminar.

Huesos de las falanges del pie

La región de los dedos alberga diversos huesos del pie. La región de los dedos está compuesta por 14 falanges, siendo que:

– el halux (1 dedo) tiene dos falanges (proximal y distal).

– los otros cuatro dedos tienen tres falanges cada uno (proximal, media y distal).

De esta forma, tenemos los siguientes nombres para los huesos del pie:

  • – Calcáneo;
  • – Talus; 
  • – Talus – astrágalo;
  • – Cuboide;
  • – Navicular;
  • – Primer cuneiforme;
  • – Segundo cuneiforme;
  • Tercer cuneiforme;
  • – Primer metatarso;
  • – Segundo metatarso;
  • – Tercer metatarso;
  • Cuarto metatarso;
  • – Quinto metatarso;
  • – Falange proximal del Halux;
  • – Falange distal del Halux;
  • – Primer dedo (Halux);
  • – Segundo dedo;
  • – Tercer dedo;
  • – Cuarto dedo;
  • – Quinto dedo (mínimo);
  • – Falange distal;
  • – Falange media;
  • – Falange proximal.

Los principales problemas en los pies

Los pies pueden sufrir con una serie de problemas relacionados con los huesos, los músculos o las arterias, siendo los principales de ellos:

Fascitis plantar

Se trata de una de las causas más frecuentes de dolor en el talón. Esta enfermedad se caracteriza por la inflamación ocurrida en uno de los tejidos del pie llamado de la fascia plantar, que se encuentra en la planta del pie y es responsable de conectar el calcáneo (hueso que forma el talón) a los dedos.

La principal causa de este problema es la tensión o uso excesivo de la fascia plantar, provocando dificultades para caminar y dolores.

Espora de calcáneo

Consiste en una de las enfermedades ortopédicas más comunes, siendo que uno de los principales síntomas son dolores intensos en el talón (principalmente cuando los pies tocan el suelo). Este problema ocurre debido a una secuencia de microtraumatismos provocados en el hueso calcáneo, que provoca la formación del espolón. Estos microtraumatismos son causados ​​por impactos intensos y constantes.

Metatarsalgia

Este problema causa dolores que alcanzan principalmente la parte delantera de los pies, un poco antes de los dedos. Entre las principales causas de la metatarsalgia están el uso constante de zapatos inadecuados para los pies, exceso de peso, ejercicios de alto impacto y presencia de deformidades en los pies (joanete o pie cavo).

Neuroma de Morton

Se trata de un espesamiento del nervio interdigital, que pasa entre los dedos del pie. El neuroma de Morton se caracteriza por causar entumecimiento y dolores en la punta del pie, siendo que una de las quejas más comunes de los pacientes es la sensación de que están pisando una piedra o una pelota, sobre todo cuando usan zapatos apretados o con tacón alto.

Dedos en garra y en martillo

Estos dos problemas que afectan a los pies se consideran deformidades de los dedos, ocurriendo principalmente por la retracción y acortamiento de los músculos y ligamentos del pie. En algunos momentos, el dedo en garra puede estar asociado a problemas más graves de salud, como parálisis cerebral, derrame, Pie Marie-Charcot, diabetes, trastornos genéticos y artritis reumatoide.

Sesamoiditis

Consiste en un tipo de inflamación que afecta a uno o dos huesos pequeños cercanos a las articulaciones. Este problema ocurre principalmente debido al uso constante de tacón alto.

Joanete (halux valgo)

El problema que afecta principalmente a las mujeres, el joanete se caracteriza por la hinchazón ósea que se forma en la articulación que se encuentra en la base del dedo gordo del pie. Las principales causas del joanete están asociadas al uso constante de zapatos apretados, tensión en los pies y artritis, siendo que los principales síntomas son dolor y rigidez en el dedo gordo del pie.

Halux duro

Esta enfermedad consiste en la artrosis de la articulación metatarso falangeana, que ejerce el papel de conectar el dedo gordo al pie. Esta enfermedad acarrea la pérdida de los movimientos del dedo gordo, haciendo que se vea dolorido y rígido.

Neuropatía (pie diabético)

Esta enfermedad se debe a complicaciones de la diabetes mellitus, cuando un área afectada o infectada en los pies desarrolla una herida. Esta herida puede ocurrir a partir del momento en que la circulación sanguínea es insuficiente y los niveles de glucemia en el torrente sanguíneo están desequilibrados.

Português

 

 

Comentários
Anúncios