Los Catéteres Flexibles – Jelco o Abocath

Catéteres Flexibles

Los catéteres flexibles, también conocido como “Abocath, Jelco” son catéteres de corta permanencia que sirven para monitorear al paciente, administración de sueroterapia medicamentosa, donde están constituidos por materiales cilíndricos, canulados y perforantes.

Sin embargo, son destinados (exclusiva o simultáneamente) a viabilizar el drenaje de elementos del tejido sanguíneo y / o infusión de soluciones líquidas, en la dirección exterior corporal o interior de los vasos, en los respectivos sentidos del flujo.

Pero poseen un extremo destinado a la perforación ya la penetración de las estructuras corporales y otra, al “plug adaptador”, para promover conexiones con jeringas o equipo(s).

Sin embargo, muchos lo conocen por los nombres comerciales “yelco, abbocath”, pero vale recordar que esto es sólo un nombre comercial, pero hay otros nombres para este tipo de catéter.

Conociendo las Características del Cateter

La aguja es confeccionada en acero inoxidable con bísel trifetado con la finalidad de perforar la piel hasta llegar al acceso venoso, preservando la integridad del cilindro, evitando que se dobla o se rompe hasta llegar al vaso.

Por lo tanto, es confeccionado de polímero policloreto de vinilo (Teflon® o Vialon), o polímero poliuretano (PU), ambos flexibles, de calibres que van de 14G a 24G.

En una de las extremidades posee un conector 6% luer donde se observa el retorno sanguíneo y promueve la conexión con la jeringa, equipo, multivías, etc. para que se inicie la infusión posteriormente.

Las indicaciones de cada catéter

Nº 14: Adolescentes y Adultos, cirugías importantes, procedimientos de resucitación, siempre que se debe infundir grandes cantidades de líquidos. Por lo tanto, la inserción más dolorosa requiere vena calibrosa.

Nº 16: Preadolescentes, adolescentes y adultos, pero también sirve para la administración de hemoderivados y hemocomponentes y otras infusiones viscosas. La inserción más dolorosa requiere la vena calibrosa.

Nº 18: Niños, adolescentes y adultos. Ciertamente es adecuado para la mayoría de las infusiones venosas de sangre y otros hemoderivados.

Nº 20: Bebés, niños, adolescentes y adultos (en particular, ancianos). Ciertamente es adecuado para la mayoría de las infusiones, por lo tanto, es más fácil de insertar en venas pequeñas y frágiles, sin embargo debe mantenerse una velocidad de infusión menor. Posteriormente indicado en casos de inserción difícil, como piel resistente.

Nº 22 y 24: RN’s, bebés, niños, adolescentes y adultos (en particular, ancianos). Ciertamente es adecuado para la mayoría de las infusiones, pero la velocidad de infusión debe ser menor.

Por lo tanto, es ideal para venas muy estrechas, pero como ejemplo, pequeñas venas digitales o venas internas del antebrazo en ancianos.

En fin, destacando que el catéter 24G es que su cánula es bien fina y puede ser utilizado en neonatos sin causar la ruptura del vaso.

Validez de Cambio

De acuerdo con lo indicado en el Protocolo Operativo Estándar (POP) de su institución para averiguar el plazo de validez estandarizado en aquel ámbito hospitalario.

Sin embargo, se recomienda en varias literaturas para el plazo de cambio, aunque no obtenga señales flogísticas, o flebitis, en hasta 72 horas, siempre cambiando el lugar a ser puncionado.

Sepa mas:

 

Vean también:

Los Catéteres: Palomilla o Mariposa

Catéter Venoso Central (CVC)

 

Anúncios