Las Enfermedades Hepáticas, y los Cuidados de Enfermería

Enfermedades Hepáticas

Las enfermedades hepáticas son las que causan inflamación o lesión del hígado, afectando su función. El hígado es un órgano vital localizado en el cuadrante superior derecho del abdomen. Tiene el tamaño de una bola de fútbol, ​​pesa alrededor de 1,5 kg y ejerce numerosas funciones: convierte los nutrientes obtenidos de los alimentos en componentes esenciales, almacena vitaminas y minerales, produce muchas proteínas, incluyendo factores de coagulación y enzimas, y metaboliza y destoxifica sustancias nocivas para el cuerpo. Participa de reacciones inmunológicas que combaten las infecciones, extrae bacterias de la sangre y produce la bilis, importante para la digestión de grasas.

La bilis es un líquido verde amarillento que contiene ácidos y sales y pigmentos derivados de los residuos de hemoglobina (bilirrubina). Es secretada en conductos que convergen formando un conducto biliar común. Parte de la bilis se lanza directamente en el duodeno; el resto se almacena en la vesícula biliar. Cuando una persona se alimenta, la vesícula biliar se contrae, expulsando la bilis hacia el duodeno.

¿Cuáles son las enfermedades hepáticas?

Las enfermedades hepáticas se clasifican de acuerdo con la causa y el efecto sobre el hígado. Las causas incluyen infecciones, lesiones, exposición a medicamentos o sustancias tóxicas, y defectos genéticos que causan la acumulación de sustancias nocivas como el hierro o el cobre.

– Insuficiencia hepática aguda: Es la pérdida rápida de la función hepática, causada por medicamentos, toxinas y diversas enfermedades hepáticas.

– Procesos autoinmunes: Es la reacción inmune inadecuada que ataca el tejido hepático, causada por la cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante primaria, hepatitis autoinmune.

– Síndrome de Budd-Chiari: Es la trombosis o compresión de venas hepáticas. Se produce ascitis, aumento del hígado, ictericia y dolor abdominal, causada por la hipercoagulabilidad, lesión hepática, tumores, parásitos.

– Cirrosis hepática: Es la Fibrosis del hígado, causando disminución de la función, siendo resultado común de hepatitis crónica, alcoholismo u obstrucción biliar crónica.

– Defectos genéticos: Son mutaciones que pueden provocar lesión hepática, como la hemocromatosis, deficiencia de alfa-1 antitripsina, enfermedad de Wilson.

– Las Hepatitis: Son inflamaciones hepáticas agudas o crónicas, causadas por virus, abuso de alcohol, medicamentos, toxinas, reacciones autoinmunes, hígado graso no alcohólico.

– Infecciones: Algunas pueden causar grados variables de lesión hepática o de obstrucción biliar, como las hepatitis virales, parásitos.

– Cáncer de hígado: Es el cáncer con origen en el hígado, teniendo el riesgo aumentado con cirrosis hepática o hepatitis crónicas. El cáncer hepático más común es el carcinoma hepatocelular.

– Obstrucción biliar: Es la obstrucción completa o parcial de los conductos biliares, como tumores, cálculos, inflamación, traumatismos.

¿Cuáles son los signos y síntomas más comunes?

Las enfermedades hepáticas iniciales pueden no causar síntomas, o los síntomas pueden ser vagos, como cansancio y falta de energía. En las enfermedades hepáticas agudas son comunes síntomas relacionados con problemas en el procesamiento de la bilirrubina, como piel y ojos amarillentos (ictericia), orina oscura y heces claras, junto con pérdida del apetito, náuseas, vómitos y diarrea. Las enfermedades hepáticas crónicas pueden provocar ictericia, orina oscura, aumento del abdomen debido a la ascitis), prurito, pérdida o aumento de peso sin razón aparente y dolor abdominal. Los síntomas pueden no ser evidentes hasta que la enfermedad alcance una etapa avanzada.

¿Cómo se puede hacer el tratamiento?

La prevención es el mejor tratamiento para las enfermedades hepáticas. Existen vacunas para hepatitis A y B, y muchos casos de hepatitis pueden ser evitados no adoptando comportamientos de riesgo. Aunque la inflamación hepática puede resolverse con el tiempo, la lesión puede también ser permanente. El tratamiento consiste en proteger la función restante, teniendo en cuenta la causa. Puede variar del uso de medicamentos a cirugías y, en casos graves, trasplante hepático. Los pacientes con diagnóstico de enfermedades hepáticas generalmente necesitan un seguimiento a largo plazo.

¿Cuáles son los Cuidados de Enfermería con Pacientes portadores de Enfermedades Hepáticas?

Los cuidados específicos de enfermería al paciente portador de enfermedad hepática deben incluir:

  • Evaluar y anotar características de la piel;
  • Evaluar el estado mental;
  • Preparar material para intubación orotraqueal si es necesario;
  • Mantener lecho a 45 °;
  • Administrar medicamentos prescritos;
  • Restringir paciente al lecho en caso de agitación y confusión mental;
  • Realizar el paso de SNG y medir y anotar características del volumen drenado;
  • Realizar paso de SVD si se prescribe y monitorear flujo urinario;
  • Preparar el material para el paso del catéter venoso central;
  • Mantente atento a las señales de edema cerebral;
  • Medir circunferencia abdominal al menos 1X / día;
  • Mantener el ayuno VO absoluto si es necesario;
  • Evaluar el coagulograma diariamente;
  • Restringir paciente al lecho en caso de agitación y confusión mental;
  • Realizar el paso de SNG y medir y anotar características del volumen drenado;
  • Realizar paso de SVD si se prescribe y monitorear flujo urinario;
  • Preparar el material para el paso del catéter venoso central;
  • Mantente atento a las señales de edema cerebral;
  • Medir circunferencia abdominal al menos 1X / día;
  • Mantener el ayuno VO absoluto si es necesario;
  • Evaluar el coagulograma diariamente;
  • Evitar la higiene oral con cepillado dental si el paciente presenta plaquetopenia;
  • Evitar múltiples punciones venosas periféricas;
  • Monitorear cuidadosamente los niveles de glucemia capilar;
  • Manténgase atento a las señales de acidosis metabólica;
  • Suspender anticoagulates en caso de alteración significativa en el coagulograma.

Vean también:

Hepatitis Virales

Anúncios