La Nutrición Parenteral (NP)

Nutrición Parenteral

La Nutrición Parenteral (NP) puede ser utilizada tanto como terapia exclusiva como de apoyo, dependiendo básicamente de la capacidad fisiológica de digestión y / o absorción de cada paciente. Se define por la administración endovenosa de macro y micronutrientes, por medio de la vía periférica o central.

Se entiende por Nutrición Parenteral (NP) la administración de nutrientes como glucosa y proteínas, además de agua, electrolitos, sales minerales y vitaminas a través de la vía endovenosa, permitiendo así el mantenimiento de la homeostasis, ya que las calorías y los aminoácidos necesarios son suplidos .

Tal método pudo ser observado ya en el siglo XIV, pero sus primeros resultados no se mostraron satisfactorios. Las primeras soluciones glicosadas e hidrosalinas aparecieron a principios del siglo XVII, pero sólo en el siglo XX, más específicamente 1968, hubo la sistematización de la Nutrición Parenteral a través de la propuesta de Dudrick de la Universidad de Pensilvania, la cual probaba la eficacia y la aplicabilidad segura del uso del método.

La nutrición parenteral (NP) se utiliza normalmente como terapia de apoyo (complementando las necesidades nutricionales de los pacientes en que la vía enteral no puede suplirlas) o terapia exclusiva (donde el uso de la vía enteral está prohibida), siendo que en ambos casos puede combatir la desnutrición, pudiendo incluso revertir el cuadro inmunológico.

¿Cuáles son las principales indicaciones?

Las principales indicaciones son depleción de las proteínas plasmáticas, pérdida significativa o incapacidad de mantenimiento del peso corporal, traumas y cirugías. La indicación adecuada, el mantenimiento de los controles bioquímicos, clínicos y antropométricos permiten disminuir las complicaciones infecciosas, metabólicas o de infusión. El retorno gradual y lo más precoz posible a la alimentación oral es la condición a ser alcanzada en toda terapia de nutrición parenteral.

También se indica en casos de:

  • Algunas enfermedades cardíacas, pulmonares y renales;
  • Pancreatitis aguda o crónica en que la NE no pueda ser administrada;
  • Síndrome del intestino corto;
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (incluye enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa); trasplantes de órganos;
  • Fístulas gastrointestinales;
  • Disturbios neurológicos;
  • Cáncer;
  • Pacientes quemados y críticos (que están en unidad de terapia intensiva);
  • Transtancias alimentarias graves;
  • AIDS (síndrome de inmunodeficiencia adquirida);
  • Los bebés prematuros (con el tracto gastrointestinal prematuro bajos de los carbohidratos y la grasa y la alta tasa metabólica);

En el preoperatorio, la terapia nutricional puede ser administrada en pacientes con desnutrición grave, sin condiciones de recibir nutrición oral o enteral y que serán sometidos a cirugía gastrointestinal de gran porte.

¿Cuáles son las principales vías de administración?

Las vías utilizadas para la administración de la alimentación parenteral son la periférica y la central. En la primera sólo se pueden ofrecer soluciones hipoosmolares, hipoconcentradas y las grasas. En la segunda hay infusión de soluciones hipertónicas de glucosa y proteínas, vitaminas entre otros.

La vía más utilizada es la central, siendo que la canulación de la vena subclávica (por vía infraclavicular) es la rutinariamente usada para tener acceso a la vena cava superior. El catéter debe colocarse en el atrio derecho, lo que debe ser verificado a través de RX. Estipulada la vía de administración, la solución puede ser instalada, respetando siempre las condiciones establecidas en cuanto al volumen y las calorías, situación esta controlada a través de la velocidad del goteo. Las soluciones base son hipertónicas, luego necesitan ser infundidas en vena central.Estas soluciones están compuestas por 500 ml de solución de glucosa 50% (proporciona aproximadamente 1000 kcal) añadidos en 500ml solución de aminoácidos 10% (proporciona aproximadamente 200 kcal); hay todavía el aumento de electrolitos y polivitamínicos (en función de las cantidades insuficientes de ácido fólico y vitamina B12 en los polivitamínicos, hay necesidad de aplicación intramuscular de los mismos). Las grasas se suministran en forma de emulsión 10% (500ml aproximadamente 450 kcal) por medio de la vía periférica, no habiendo riesgo de flebitis. Otra ventaja de la emulsión es su elevado aporte energético en volúmenes reducidos, además de proporcionar los ácidos grasos esenciales.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Puede ocasionar:

  • Complicaciones Infecciosas (septicemia): son las más graves, ya que los pacientes usuarios de la Nutrición Parenteral están generalmente debilitados previamente. Se debe a la contaminación, ya sea de las soluciones (lo que es más raro), del catéter o del momento de inserción del mismo.
  • No Infecciosas: están relacionadas con problemas en la introducción del catéter, pudiendo ocurrir: neumotórax, hemotórax, mala posición de catéter, flebotrombosis, hidrotórax, hidro mediastino, lesión nerviosa, lesión arterial (subclávica), perforación miocárdica, laceración de la vena, etc.
  • Metabólicas: son consecuencia de alteraciones del metabolismo de los nutrientes utilizados en las soluciones infundidas.

Estas pueden darse cuanto:

  • a los carbohidratos: hiperglucemia y coma hiperosmolar no cetónico (derivados de intolerancia a la glucosa), diuresis osmótica, hipoglucemia (resultante de un aumento de la producción de insulina endógena asociada a la insulina exógena);
  • a los lípidos: deficiencia de ácidos grasos esenciales, hipertrigliceridemia;
  • a los aminoácidos: hiperamonemia, acidosis metabólica hiperclorémica (resultante de la liberación de ácido clorhídrico por parte de los aminoácidos cristalinos utilizados);
  • a los electrolitos: hipofosfatemia (lleva disminución del transporte de oxígeno y de la capacidad de coagulación sanguínea), hipo / hiperpotassemia e hipo / hipernatremia;
  • a las vitaminas: hipervitaminosis A y D (por ser liposolubles tienden a la acumulación en el organismo), hipovitaminosis K, B12 y de ácido fólico;
  • a los oligoelementos: deficiencia principalmente de Cobre, Selenio y Cinc; al exceso de oferta hídrica.

Algunas informaciones importantes:

¿Quién instala la bolsa de NPP?

Es instalado solamente por un enfermero entrenado, no siendo atribución de los Técnicos de Enfermería.

¿Cuál es la validez de Consumo y la forma de infusión?

Cada bolsa producida y abierta tiene su validez en hasta 24 horas, siendo infundido solamente en Bomba de Infusión.

¿Qué cuidados debemos tener con las vías de acceso?

Recordando que es necesario infundir en vía de acceso exclusivo en CVC o PICC en caso de osmolaridad menor que 900mMm / l. No administre medicamentos en la misma vía del NPP / NPT. Hacer cambios regulares del vendaje, y observar posibles señales flogísticas.

¿Cuáles son los principales cuidados de enfermería?

  • Pesar al paciente antes de iniciar la terapia y al menos una vez por semana;
  • Higienizar las manos antes y después del manejo de la NP;
  • Utilizar guantes, máscara quirúrgica y técnica aséptica para proceder a la instalación de la NP;
  • La instalación de la NP debe ser realizada solamente por el enfermero;
  • Solicitar la bolsa de NP a la farmacia 2 horas antes del horario de la instalación, para que sea retirada del frigorífico y permanezca a temperatura ambiente;
  • Verificar la integridad del embalaje, la homogeneidad de la solución, la presencia de partículas, precipitaciones, cambios de color antes de la instalación e infusión;
  • Realizar las siguientes conferencias:
  1. Identificación de la bolsa de NP y la del paciente;
  2. Composición, osmolaridad, vía de acceso (central o periférica); volumen total y velocidad de infusión (en el área materno infantil confirmar con la prescripción de dieta parenteral infantil individualizada).
  • No añadir ninguna sustancia en la bolsa de NP;
  • Mantener la bolsa de NP envuelta en capa para protección de la luz;
  • La NP es infundida en bomba de infusión (BI), de forma continua, en 24 horas. Los cambios de la velocidad de infusión deben evitarse y el volumen infundido, rigurosamente controlado;
  • Utilizar equipo de bomba de infusión sin filtro de partículas. Para la administración en pacientes pediátricos y neonatales, utilizar equipo fotosensible o envolverlo con cubierta para protección de la luz;
  • El equipo de bomba de infusión debe ser cambiado junto con la bolsa de NP cada 24 horas;
  • No se recomienda la administración de NP con medicamentos. En último caso, solicitar ayuda al farmacéutico para verificar posibles incompatibilidades de la NP con medicamentos;
  • Mantener la infusión de NP durante procedimientos de cirugía, exámenes, transporte y otros. Suspenderla sólo por orden médico;
  • Siempre que interrumpa el uso de la NP en pacientes adultos, por cualquier motivo, instalar solución de glucosa al 10% a la misma velocidad de infusión por lo menos 8 horas. En pacientes pediátricos queda a criterio médico;
  • Evitar la desconexión e interrupciones de la infusión de la NP, pues la apertura del sistema de infusión aumenta el riesgo de contaminación de la solución y de colonización del catéter;
  • Realizar el balance hídrico durante el tratamiento con NP. En las enfermerías, documentar volumen infundido cada 6 horas en hoja de controles de la unidad;
  • Realizar la glucemia capilar cada 6 horas;
  • Verificar la temperatura corporal como mínimo cada 8 horas;
  • Observar la piel y las mucosas para detectar signos de deshidratación o hiperhidratación;
  • Observar presencia de signos de hipo o hiperglicemia;
  • Anotar presentación de reacciones adversas e intercurrencias relacionadas con la infusión y comunicar equipo médico y servicio de farmacia.
Anúncios