La Importancia de la Odontología en UTI

Odontología

Las unidades de terapia intensiva (UTIs) se dirigen a las necesidades de atención del paciente cuyo estado exige una asistencia y observación continua de los profesionales de salud. Los equipos interdisciplinarios y multidisciplinarios forman parte del día a día de estas unidades.

El cuidado para con el paciente internado debe ser evaluado de forma integral, involucrando las áreas multidisciplinares de la salud. Se debe también el bienestar general de un paciente en cuidados intensivos. Una sensación de comodidad adecuada sería fundamental para mejorar la supervivencia de estos pacientes, pero es de extrema dificultad promover la calidad de vida en un ambiente donde la preocupación más eminente es la lucha contra la muerte.

El paciente de UTI se encuentra en medio de una situación que abarca dificultades familiares y psicosociales que pueden agravar el cuadro clínico, así, cuidados de carácter multidisciplinario deben ser cubiertos.

La Odontología Hospitalaria es una especialidad relativamente nueva y que va mucho más allá de la cirugía bucomaxilofacial. Se les preconiza al paciente en tratamiento intensivo cuidados orales para prevenir nuevas infecciones en un ambiente tan crítico. Una adecuada evaluación odontológica puede determinar la necesidad y el tiempo apropiados para intervenir en situaciones de riesgos futuros de contaminación, y la adecuación bucal puede transformar el desenlace clínico, reduciendo factores que puedan influenciar negativamente el tratamiento sistémico.

Hay algunos hospitales que ya implementaron la odontología en UTI de ejemplo, uno de ellos, alcanzó y mantiene hace 13 meses, índice cero de neumonía asociada a la ventilación mecánica en personas internadas en la UTI Adulto. El número es el resultado del trabajo, iniciado hace aproximadamente seis años, de integración de cirujanos-dentistas para cuidar de los pacientes en estado crítico, modelo que comenzó a ser extendido para las demás unidades cuentan con UTI.

¿Es coste o economía?

De acuerdo con Anvisa, el 33% de los pacientes de UTI que desarrollan esta infección evolucionan hacia la muerte. “Cada episodio de neumonía asociada a la ventilación, prolonga el tiempo de internación en aproximadamente 12 días, lo que aumenta los gastos de recursos públicos y el uso de antibióticos. “Cada día de internación en la UTI cuesta, en promedio, R$ 4 mil”, completó un profesional dentista, al recordar que esas acciones aceleran la rotatividad de los lechos, ya que el paciente puede recibir alta más rápida.

El dentista hace una evaluación diaria de los pacientes, remoción de placa bacteriana visible, eliminación de focos infecciosos, extracciones y restauraciones, diagnósticos de enfermedades diversas y supervisión del protocolo de higiene bucal ejecutado por el equipo de enfermería.

Hay también otras infecciones relacionadas con la falta de cuidados bucales que pueden prevenirse con el trabajo de los dentistas, como los abscesos (pus en la cavidad bucal), la endocarditis y la periodontitis (infecciones en el corazón y la encía, respectivamente). El cuadro puede empeorar si las bacterias acceden al sistema circulatorio, lo que puede causar, incluso, una infección generalizada.

El dentista también contribuye en el diagnóstico de otras enfermedades causadas por hongos, virus o bacterias, como candidiasis y herpes.

Mire también:

La Importancia de la Higiene Oral en Ámbito Hospitalario 

Anúncios