La Glándula Tiroides

glándula tiroidesCansancio, falta de energía y desánimo no son necesariamente consecuencia del exceso de trabajo y de preocupaciones. Una pequeña glándula que se queda en el cuello comanda la energía de nuestro cuerpo, es la tiroides. Ella produce T3 y T4, dos hormonas fundamentales para el funcionamiento equilibrado de varios órganos importantes como el cerebro, el corazón y el hígado.

El T3 y el T4 permiten que el metabolismo funcione en orden. Son importantísimos para el crecimiento y desarrollo de los niños, regulan el ciclo menstrual de las mujeres, actúan en nuestro humor, en la memoria, en las emociones y hasta en nuestro peso. Gracias a las hormonas de la tiroides tenemos energía para todas las tareas del día a día.

¿Qué es el HIPOTIREOIDISMO?

Como el nombre ya dice, es la disminución de las hormonas de la tiroides. Quien tiene hipotiroidismo siente mucho cansancio, el corazón late más lentamente. La persona tiene sueño y perezoso, se siente más frío, engorda con facilidad. La piel se seca más, el intestino puede quedar atrapado, la memoria puede disminuir y en algunos casos la enfermedad conduce a la depresión. La buena noticia es que hay tratamiento. Como hay varias causas para el hipotiroidismo, hay que ir al médico para que identifique el origen del problema y haga el tratamiento.

¿Y el HIPERTIREOIDISMO? ¿Qué es?

En esta situación las hormonas T3 y T4 están en exceso. Los síntomas son exactamente opuestos a los del hipotiroidismo. El organismo comienza a funcionar acelerado: el corazón late más rápido, las personas pueden perder peso, se agitan, no duermen bien, tienen la menstruación irregular y sienten más calor. En este caso también existe tratamiento.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El TSH, el T4 y el T3 se utilizan conjuntamente para evaluar la función tiroidea, siendo el TSH el examen más robusto. Diversos avances y ensayos de laboratorio de dosificación de TSH, en las últimas décadas, fueron importantes para constituir los valores de normalidad del TSH en suero. Esta normalidad más refinada reflejaba mejor la “salud tiroidea”, siendo importante también porque se relaciona con la realización de rastreos poblacionales para disfunciones tiroideas, ayudando a determinar el mejor momento para iniciar la terapia de reemplazo hormonal. El valor ideal, en la mayoría de las pruebas, para el TSH en la sangre, es de 0,4-4,0 mUI / L, en adultos. Se debe recordar, sin embargo, que niños, gestantes y ancianos presentan valores diferentes de TSH para ser considerados como normales.

¿Cuáles son los tratamientos para estas disfunciones?

El tratamiento puede dirigirse al exceso hormonal o para combatir su causa. En los pacientes con bocio difuso tóxico, se puede analizar la captación de yodo por el organismo y luego administrar una dosis de yodo radiactivo, que destruirá el tejido tiroideo con exceso de funcionamiento, y este efecto puede ocurrir en algunas semanas.

En el período en que no se alcanza la normalización de funcionamiento de la tiroides, el paciente puede recibir un medicamento que bloquea la acción de estas hormonas (betabloqueantes como el propranolol).

En los pacientes con bocio multinodular, si el mismo es voluminoso o presenta signos compresivos, el tratamiento de elección es la tiroidectomía. Que sólo podrá ser realizada después del control clínico del estado de hipertiroidismo. El control del hipertiroidismo puede obtenerse con el uso de medicamentos antitiroideos como el metimazol (topazol) o el proptiluracil, y se deben utilizar durante varias semanas.

En casos de bocio nodular menos voluminosos o en los que existe contraindicación quirúrgica, después de la compensación del cuadro con medicamentos, el paciente puede recibir también yodo radiactivo. En los pacientes con bocio uni nodular tóxico, el cuadro de hipertiroidismo puede ser compensado con medicación y después el paciente puede ser sometido a la tiroidectomía subtotal. En pacientes con nódulos pequeños o contraindicación quirúrgica, también se puede emplear el yodo radiactivo. Después de la resolución del cuadro, ya sea utilizando el yodo radioactivo que cirugía, el paciente deberá ser monitorizado periódicamente, en el sentido de detectar el eventual hipotiroidismo que puede ocurrir como complicación de ese tratamiento.

¿Cuál es la asistencia de Enfermería básica con pacientes en disfunción tiroidea?

  • Auxiliar en el cuidado y la higiene del paciente, ya que éste presenta disminución de la energía y letargo moderado;
  • Monitorear los signos vitales y el nivel cognitivo del paciente para detectar deterioro del estado físico y mental;
  • Proporcionar mantas extra, ya que el paciente a menudo presenta escalofríos e intolerancia exagerada al frío;
  • Ofrecer soporte emocional, ya que el paciente con hipotiroidismo moderado a grave comúnmente experimenta reacciones emocionales graves en el aspecto y en la imagen corporal;
  • Incentivar a la persona al retorno a sus actividades sociales y profesionales, después del alta hospitalaria;
  • Orientar al hecho de que, en la medida en que la reposición de la hormona de la tiroides sea regularizada, todas sus funciones retomar la normalidad.
Anúncios