La Difenhidramina

Difenhidramina

La Difenhidramina, o Hidrocloruro de Difenhidramina, también conocido como Benadryl o Dimedrol, es un antihistamínico bloqueador H1 y sedante. Es un derivado de la etanolamina. Compete con la histamina por los receptores H1 presentes en las células efectoras. De esta forma evita, pero no revierte, las respuestas mediadas únicamente por la histamina.

La Difenhidramina es un antihistamínico H1, de primera generación, manifestando actividad anticolinérgica se utiliza para mejorar las reacciones alérgicas a la sangre o plasma, en anafilaxia, como adjunto de la epinefrina.

Curiosamente, tiene algún efecto sobre la recaptura de la serotonina, lo que llevó a algunos medicamentos a la depresión con una estructura similar.

Es indicado para el tratamiento de:

  • Conjuntivitis alérgica;
  • Enjuto en viaje;
  • Rinitis alérgica;
  • Parkinsonismo (en ancianos que tienen intolerancia por medicación más potente);
  • Rinitis vasomotora;
  • Urticaria;
  • Distonía aguda;
  • Coadyuvante en el tratamiento de las reacciones anafilácticas.

¿Y sus efectos secundarios?

El uso de Difenhidramina puede causar:

  • Problemas de agudeza visual;
  • Secura de la boca y de la garganta;
  • Somnolencia;
  • Mareos;
  • La retención urinaria,
  • Estreñimiento;

Efectos colaterales que son secundarios a la acción anticolinérgica concomitante, causada por el antihistamínico que sobrepasa la barrera hematoencefálica.

¡Cuidado con las interacciones!

No debe administrarse con otro remedio que contenga Difenhidramina, ni siquiera los utilizados en la piel (Tema). Durante el tratamiento no se recomienda el uso de la bebida alcohólica y otros depresores del Sistema Nervioso Central.

¡La Difenhidramina y la Emergencia!

La anafilaxia representa una de las más dramáticas condiciones clínicas de emergencia médica. Tanto por la imprevisibilidad de aparición como por el potencial de gravedad, la anafilaxia determina un inmenso impacto en la calidad de vida de las personas afectadas, de sus familiares y circunstantes. El uso de Difenhidramina en estas situaciones, ayuda a mejorar las reacciones anafilácticas (reacciones inmediatas), como adjunto de la epinefrina y profilácticamente en pacientes alérgicos. Se ha utilizado en forma de solución inyectable para el control de síntomas agudos y para otras condiciones alérgicas no complicadas cuando la terapia oral está imposibilitada o está contraindicada.

Contraindicaciones

Su uso está contraindicado en recién nacidos o prematuros y durante la lactancia, en los casos de hipersensibilidad al clorhidrato de difenidramina y otros antihistamínicos de estructura química similar y utilizado con mucho cuidado en asma aguda, obstrucción del cuello de la vejiga, hipertrofia prostática sintomática , Insuficiencia hepática, predisposición a la retención urinaria, predisposición al glaucoma de ángulo estrecho, hipertiroidismo y enfermedad cardiovascular o hipertensión.

Sí, hay efectos secundarios!

Los efectos colaterales se deben a las propiedades anticolinérgicas y sedantes. Se trata de sedación, somnolencia, espesamiento de las secreciones bronquiales, mareo, laxitud, fatiga, zumbido, descoordinación, diplopía, euforia, irritabilidad, insomnio, temblores y tendencia creciente a las convulsiones (principalmente en niños), pérdida de apetito, sequedad de boca, náuseas, vómitos, malestar abdominal, estreñimiento o diarrea, inhibición de la lactancia y trombocitopenia. Entretanto, o controle dos sintomas agudos de uma reação anafilática supera todos esses inconvenientes colaterais.

Anúncios