La Anatomía de un Rayo X: Entendiendo e Interpretando una Radiografía

Radiografía

Para tener una buena idea de lo que está sucediendo con nuestros pacientes, es bueno saber interpretar las radiografías de tórax, para conocer lo básico de ver algunas de las anormalidades básicas.

Introducción a la Radiología

Para iniciar el estudio de las radiografías de tórax, es necesario conocer las incidencias radiológicas apropiadas para cada caso. Las incidencias más solicitadas en la emergencia son: frontal (PA o AP) y perfil. Los términos AP (anteroposterior) y PA (posteroanterior) se refieren a la dirección de la penetración de los rayos, de su fuente a la película.

Por convención, la radiografía frontal de rutina se realiza con el paciente en posición ortostática y en inspiración profunda.

Los rayos X se orientan horizontalmente y la fuente de radiación se sitúa a 1,80 m de la película, que debe estar en contacto cercano con la región a ser radiografiada.

Esta es la radiografía de tórax en PA, en la que los rayos atravesan el cuerpo del paciente de atrás hacia adelante.

Los niños pequeños que no pueden colaborar y los pacientes acamados o en estado grave realizan la radiografía de tórax en AP. Este examen se realiza generalmente con una unidad de rayos X portátil, y la película se coloca en el dorso del paciente. Los haces de rayos X atravesan al paciente de frente hacia atrás. El decúbito dorsal es usado por ser más cómodo que el ventral y porque los niños se mueven menos cuando pueden observar a su alrededor.

La incidencia PA es preferible y se diferencia de la AP por ser más nítida, presentar menor magnificación de las estructuras, principalmente del corazón, y por ser hecha en inspiración profunda. La magnificación de las imágenes se produce porque los rayos X son divergentes. Esto sucede de forma más evidente cuanto más cercano está el paciente de la fuente. Como las unidades de rayos X portátiles son menos potentes y generalmente el espacio alrededor de los lechos es limitado, la fuente de radiación se coloca a una distancia menor del paciente, lo que empeora la nitidez. Además, cuando la radiografía se realiza en espiración, la vasculatura pulmonar se vuelve más evidente, el pulmón aparece más claro y el corazón se eleva y parece mayor, pudiendo llevar a interpretaciones equivocadas.

La interpretación de la radiografía simple de tórax se realiza con la identificación de las estructuras radiográficas por medio de las diferentes densidades del tejido irradiado.

Presentación de la imagen de acuerdo con el tejido irradiado

raiox-tabela

 

Anúncios