Farmacocinética Vs Farmacodinámica

farmacocinética y farmacodinámica

Tal vez una cuestión que confunda mucho en farmacología, pudiendo cambiar las definiciones, por lo que vamos a aclarar algunas dudas:

¿Qué es la Farmacocinética?

Este se refiere a los procesos de absorción, distribución, biotransformación y eliminación de los fármacos (es decir, lo que el organismo hace a los fármacos).

Por ejemplo, un perfil farmacocinético de un antibiótico se refiere a la concentración en la sangre o en los tejidos en el tiempo y refleja los procesos de absorción, distribución, biotransformación y eliminación del medicamento.

La información farmacocinética es importante para estimar la dosis apropiada del antibiótico, la frecuencia de administración, para ajustar las dosis en los pacientes y para hacer comparaciones entre los distintos fármacos.

El proceso de absorción consiste en el paso del fármaco desde el lugar donde se deposita hasta alcanzar la circulación sanguínea. Por la vía intravenosa, no existe absorción dado que el fármaco se introduce directamente en el torrente sanguíneo.

Administración oral: la mayoría de los pacientes con infecciones se tratan con antibióticos por vía oral. Las ventajas de la vía oral son el costo más bajo, menos efectos secundarios y mayor aceptación por el paciente. El porcentaje de absorción de un antibiótico administrado oralmente varía entre el 20% (por ejemplo, eritromicina) y casi el 100% (en el caso de la amoxicilina, clindamicina, linezolide, …). Estas diferencias de biodisponibilidad no son clínicamente importantes siempre que la concentración de fármaco en el lugar de infección sea suficiente para inhibir o eliminar el agente causante de la infección.

Sin embargo, la eficacia de la terapia puede estar comprometida cuando la absorción se reduce como resultado de condiciones fisiológicas o patológicas (como la presencia de alimentos en el estómago o la existencia de una diarrea), de interacciones medicamentosas o por el no cumplimiento del tratamiento.

La vía oral es usualmente usada para pacientes con infecciones con poca gravedad, cuya absorción no está comprometida por ninguna condición.

Administración intramuscular: a pesar de la vía intramuscular, generalmente presenta una biodisponibilidad del 100%, no se utiliza tan bien como la vía intravenosa y la vía oral, en parte debido al dolor asociado a las inyecciones intramusculares. La vía intramuscular se utiliza para situaciones específicas en las que se requiere un efecto inmediato.

Administración intravenosa: la vía intravenosa está indicada cuando los antibióticos orales no son efectivos contra un agente patógeno en particular cuando la biodisponibilidad es incierta cuando se requieren grandes dosis y cuando se requiere un efecto inmediato.

Después de la administración intravenosa, la biodisponibilidad es del 100% y la concentración en la sangre es máxima después del final de la perfusión.

El proceso de distribución corresponde a la transferencia reversible de las moléculas del fármaco de la circulación sanguínea a los tejidos del organismo. Los fármacos penetran en los tejidos a diferentes velocidades, dependiendo de su capacidad para atravesar las membranas (por ejemplo, la penicilina tarda más tiempo en penetrar en el cerebro que otros fármacos).

Algunos tejidos acumulan cantidades elevadas de fármacos que sirven como reserva de éste, prolongando su distribución y continuando circulando en la sangre varios días después de que el paciente los dejara de tomar.

La distribución de los fármacos varía de un individuo a individuo. Las personas mayores almacenan grandes cantidades de fármaco en la grasa, pues la proporción de ésta en el organismo aumenta con la edad.

Para ser eficaz, la concentración de antibiótico debe exceder la concentración inhibitoria mínima del agente patógeno. La concentración de antibiótico en la sangre generalmente excede la concentración inhibitoria mínima para las bacterias susceptibles, pero como la mayoría de las infecciones son extravasculares, el antibiótico tiene que ser distribuido a los lugares de la infección. Cuando la infección se encuentra en lugares donde la penetración es difícil, como por ejemplo los ojos y la próstata, son necesarias dosis más altas o administraciones locales durante períodos prolongados, para obtener la curación.

Aunque el antibiótico penetre en el lugar de infección, su actividad puede ser alterada por varios factores del medio donde va a actuar, como por ejemplo, las variaciones del pH.

Biotransformación y eliminación: los fármacos son sustancias extrañas al organismo y de las que se quiere liberar. Para ello los fármacos sufren transformaciones que alteran su estructura química, permitiendo su eliminación.

La biotransformación de los fármacos puede tener lugar en varios órganos como el riñón, el intestino, el pulmón y el hígado. Este último órgano es el más importante de todos en esta tarea debido a su gran diversidad enzimática.

Al igual que otros fármacos, los antibióticos se eliminan a través de la vía hepática, la eliminación renal o los dos órganos en conjunto.

¿Qué es la Farmacodinámica?

Es cuando se refiere a las acciones farmacológicas ya los mecanismos por los cuales los fármacos actúan (es decir, lo que los fármacos hacen al organismo).

Los antibióticos actúan en las bacterias, por acción bactericida o bacteriostática. Como existen diferentes antibióticos, existen también varios mecanismos de acción, que no siempre están suficientemente aclarados.

Anúncios