Estomas Intestinales

Estomias Intestinales

La palabra “estoma” tiene origen griego a partir del étimo “stóma”, expresa la idea de “boca” y tiene como sinónimo “estômato”. La colostomía y la ileostomía se definen, respectivamente, por la apertura de segmento cólico o ileal en la pared abdominal con el fin de la desviación del contenido fecal hacia el medio externo.

Las Estomias Intestinales están previstas en el abordaje terapéutico de un gran número de enfermedades que incluyen el cáncer colorrectal, enfermedad diverticular, enfermedad inflamatoria intestinal, incontinencia anal, colitis isquémica, poliposis adenomatosa familiar, trauma, megacolón, infecciones perineales graves y proctitis actínica entre otras.

Se crean en carácter temporal – como en las situaciones de trauma abdominal con perforación intestinal o en función de la necesidad de protección de una anastomosis intestinal más distal a la derivación – , o definitivo objetivando, en ese caso, sustituir la pérdida de función esfinctérica resultante de tratamiento quirúrgico o incontinencia tras el fracaso de otras opciones que tienen por objeto restaurar la evacuación transanal. Se pueden realizar en combinación, o como resultado de procedimiento operatorio o aisladamente (“trephine stomas”).

La construcción de un estoma debe evitarse siempre que sea posible; Sin embargo, el costo asociado a la convivencia con la enfermedad puede ser extremadamente alto y la propiedad de la indicación quirúrgica puede ser constatada por la observación de que la calidad de vida debe mejorar después de la realización de un estoma cuando está bien indicado.

Tipos y Lugares de Estomas

– Colostomía ascendente: el estoma se hace en el asa ascendente, lado derecho del abdomen. Las heces tienen consistencia líquida o semi-líquida, SON MUY IRRITANTES.

– Colostomía transversa = transversostomía: el estoma se hace en el asa del transverso, en el lado izquierdo o derecho del abdomen. Las heces tienen consistencia pastosa, SON POCO IRRITANTES.

– Colostomía descendente: el estoma se hace en el asa descendente, en el lado izquierdo del abdomen. Las heces tienen consistencia semi-sólida, NO SON IRRITANTES.

– Sigmoidostomía: está situada en el sigmoide. Las heces tienen consistencia normal.

– Cecostomía: formación de una abertura en el ciego, para servir de ano artificial. Las heces tienen consistencia líquida.

Principales cuidados en el postoperatorio

Los cuidados en el período postoperatorio son en general simples, principalmente en las situaciones en que no se realizó laparotomía porque el dolor y la duración del íleo post-operatorio son menores. Sin embargo, varían según la indicación de realización de la derivación.

Es posible, en pacientes seleccionados, ofrecer líquidos en el postoperatorio inmediato cuando la operación fue de corta duración y no necesitó de gran movilización del intestino. Es importante chequear en más de una oportunidad la viabilidad del estoma en el postoperatorio inmediato así como verificar si no hubo retracción o hundimiento, y aún, cerciorarse de la correcta posición del bastón en las derivaciones en alza.

Generalmente, los antibióticos no se deben administrar durante más de 24 horas en el período postoperatorio y el mantenimiento de líquidos intravenosos no debe sobrepasar el paso de flatos. El empleo del sondeo nasogástrico no es necesario, a excepción de las situaciones de obstrucción intestinal.

El empleo de antiperitálticos (loperamida y difenoxilato) en el postoperatorio de las ileostomías es asunto controvertido y, por regla general, no hay clara indicación para su uso. Sin embargo, para los pacientes evolucionados en el postoperatorio precoz con dificultades en el control del estado de hidratación debido a la presencia de afecciones asociadas (cardiopatía y nefropatía, principalmente), su empleo temporal puede ser de valor.

Vean también:

Colostomía: ¿Qué es?

La Anastomosis

 

Anúncios