Entendiendo sobre La Traqueostomía

traqueostomía

La Traqueostomía consiste en un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo crear una abertura en la pared anterior de la tráquea comunicándose con el medio exterior, manteniéndose abierto con el auxilio de una cánula.

Este procedimiento se indica en casos como:

  • Obstrucción de las vías aéreas superiores;
  • Permitir la higiene de las vías aéreas;
  • Suministrar oxígeno para los pulmones, por medio de ventilación mecánica;
  • En casos de Intubación prolongada.

El procedimiento es simple y sigue los siguientes pasos: primero la región cervical donde se realizará el procedimiento es limpia y, posteriormente, se realiza una incisión para exponer los anillos de cartílago que componen la pared externa de la tráquea. Por lo tanto, el cirujano realiza una incisión en dos de estos anillos e introduce la cánula, que puede ser metálica o de plástico, permitiendo la comunicación de la tráquea con la región cervical.

El acceso quirúrgico puede realizarse en diferentes niveles:

  • Cricotirenoidostomía: hecha en la región de la transmembrana cricotiroide.
  • Traqueostomía alta: se hace por encima del istmo de la tiroides.
  • Traqueostomía transistémica: hecha a través del istmo de la tiroides, siendo necesario realizar su sección y sutura.
  • Traqueotomía baja: hecha debajo del istmo de la tiroides después de ser tracionado cranealmente.
  • Traqueostomía mediastinal anterior: se realiza en el mediastino anterior después de realizada una resección del manubrio del hueso externo.
  • Traqueostomía percutánea: en esta se realiza la técnica de Seldinger adaptada.

Aunque la morbilidad resultante de traqueostomía es baja, entre 4% a 10%, así como cualquier procedimiento quirúrgico, la misma implica potenciales complicaciones. Los mayores riesgos de ocurrencia de complicaciones están en pacientes muy enfermos o que necesitan una traqueostomía de emergencia. Entre ellas están:

  • Obstrucción de la cánula por secreciones;
  • Sangrado;
  • Daños a las cuerdas vocales, llevando al cambio permanente de la voz;
  • Infección;
  • Neumotórax;
  • Lesión de esófago;
  • Perjuicio a la deglución;
  • Cicatrización hipertrófica.

La recuperación de la realización del procedimiento queda en la dependencia de diferentes factores, como la durabilidad de la traqueostomía, las condiciones de los tejidos alrededor de la incisión y las condiciones físicas del paciente.

La remoción de la cánula debe hacerse tan pronto como el paciente ya pueda respirar normalmente por vía aérea fisiológica. La dificultad de remoción de la cánula puede ocurrir en las siguientes situaciones:

  • Persistencia de la causa que llevó al procedimiento de traqueotomía;
  • Desplazamiento de la pared anterior de la tráquea, ocasionando obstrucción de la luz de la misma;
  • Edema de mucosa;
  • Intolerancia al aumento de la resistencia del aire, resultante de la necesidad del aire pasar por las fosas nasales;
  • Estenosis;
  • Traqueomalacia.

 

¿Quieres saber más?

Accede a nuestra página en facebook: Experiências de um Técnico de Enfermagem – América Latina

 

Anúncios