Drenaje Torácico: ¿Qué es?

drenaje torácico

El drenaje torácico es el procedimiento médico que tiene por objeto mantener o restablecer la presión negativa normal del espacio pleural.

Por medio de esta técnica, es posible remover líquido, aire y sólidos (fibrina) en el espacio debajo de la pleura o mediastino, que pueden ser consecuentes de traumas, procedimientos quirúrgicos, infecciones, entre otros.

El procedimiento se realiza mediante la inserción de un drenaje en la cavidad pleural, después de la anestesia local, sellado en el extremo opuesto, por debajo del nivel del tórax. De esta forma, aire, fluido o sólidos presentes en el espacio pleural logran escapar de éste, sin retornar. El extremo opuesto del tubo también se puede conectar a una válvula de vibración.

¿Para qué se indica el Drenaje Torácica?

Entre las diferentes situaciones en las que se recomienda el drenaje torácico se encuentran:

  • Pneumotórax, que es la acumulación de aire en la cavidad torácica;
  • Derrame pleural, que es la acumulación de líquido en el espacio pleural;
  • Quilotórax, que consiste en una colección de líquido linfático en el espacio pleural;
  • Empiema, que surge cuando hay una infección y consecuente acumulación de pus en el espacio pleural;
  • Hidrotórax, que es la acumulación de líquido seroso en el espacio pleural;
  • Hemotórax, que es la acumulación de sangre en el espacio pleural;
  • Después de la operación.

En algunos casos, el drenaje torácico es contraindicado, como en casos de coagulopatías, de hernia diafragmática, de hidrotórax hepático y de adherencias (tejido cicatricial) en el espacio pleural.

¿Qué complicaciones pueden obtener con el Drenaje Torácica?

Las principales complicaciones de este procedimiento incluyen:

  • Sangrado;
  • Infecciones;
  • Edema pulmonar de reexpansión;
  • Obstrucción del drenaje, que puede llevar al taponamiento cardíaco, neumotórax hipertensivo o empiema;
  • Las lesiones en el hígado, bazo, diafragma, aorta torácica o corazón también pueden ocurrir cuando el desagüe se introduce erróneamente;
  • Disnea, hematoma o seroma subcutáneo, ansiedad y tos se producen infrecuentemente.

En cuanto a la posición correcta:

posición drenaje torácico

Atentar en cuanto a la posición correcta del drenaje de tórax, para que evite el retorno del contenido y ocasione otras posibles complicaciones, nunca manipule al paciente con el drenaje desclampeado (en cuanto a los cambios de decúbito). Al final del manejo, siempre desclampear y dejar debajo del nivel de la caja torácica cerca de 60 a 90 cm.

Los Aspectos del Drenaje Torácica

Aspectos del Drenaje Torácica

El derrame pleural es la acumulación de líquido viscoso, purulento o sanguinolento en la cavidad pleural localizada en el tórax (pecho). Normalmente una pleura “desliza” sobre la otra como si fueran dos láminas de vidrio con una cantidad mínima de líquido pleural para evitar la fricción.

Cuando una de estas pleuras sufre un proceso inflamatorio el dolor aparece. En cuanto al compromiso pleural ser evolutivo, tenemos producción anormal del líquido pleural y / o reducción en la reabsorción de este líquido, que pasa a acumularse en el espacio pleural y “aleja” una pleura de la otra, evitando la fricción, atenuando y hasta desapareciendo dolor.

La producción aumentada y / o la reabsorción reducida hace que haya una gran cantidad de líquido en el espacio pleural, lo que es el “derrame pleural” que la medida que aumenta hace colapsar lóbulos / lobos pulmonares llevando a una insuficiencia ventilatoria restrictiva que se manifiesta por “falta de aire” (disnea).

Clasificación de acuerdo con la composición bioquímica

Los derrames pleurales se clasifican de acuerdo con su composición bioquímica, como:

  • Trasudados;
  • Exudados;

Características de los Transudados

Generalmente, por contener en poca proteína en su composición, los derrames pleurales del tipo transudado son límpidos, amarillo-claros y no se coagulan espontáneamente.

Características de los Exsudatos

En contraposición, los derrames pleurales del tipo exudados, frecuentemente se coagulan debido a la presencia de fibrinógeno, y pueden ser clasificados en cuanto al aspecto en:

  • Serosa;
  • Sero-lechoso;
  • Turbia;
  • Purulenta;
  • Sero-hemática;

Controles del drenaje en el frasco colector

De acuerdo con las orientaciones médicas deberán anotarse:

  • Fecha; hora; Volumen drenado: cada hora; Cada 24 horas, Coloración del líquido drenado;
  • Presencia de oscilación de la columna líquida;
  • Presencia de burbujas (fístula aérea);

 

Vean más en nuestro canal Youtube:

Anúncios